Educación financiera para niños: ¿Funcionará en el nuevo modelo educativo?

August 26, 2018

Este post nace como respuesta al siguiente comentario que recibí por externar mis ideas sobre educación financiera y hace referencia al nuevo modelo educativo que se implementó en México:

 

          "Hola Jazmín, interesante propuesta y muy pertinente. Me da pie a comentar algo, el nuevo modelo educativo, en su nodo de creatividad incluye un proyecto acerca del cuidado de las finanzas familiares, el cual habla de enseñar a los alumnos y padres a ahorrar, en el papel parece muy bueno, solo me pregunto ¿como explicarle acerca del ahorro a un alumno cuyos padres difícilmente tienen para llevar algo de comida a casa? ¿que es para él el ahorro?...hay tantas circunstancias difíciles en la vida de nuestros alumnos, que éstos proyectos parecen estar fuera de contexto. Estos temas dan mucho para reflexionar."

 

              ¿Cómo enseñar educación financiera a niños que sus padres difícilmente tienen para llevar comida a casa?

 

Aquí mi respuesta:

 

              ¡Hola! Me da muchísimo gusto saber eso, aunque también me da pesar porque sé que lo implementaron de buena gana pero no vieron los detalles, las letras chiquitas, lo que implica. Es por eso que usted dice que podría parecer fuera de contexto.

 

               Es necesaria la educación financiera. Pero, ¿cómo enseñarla a un niño que sus padres difícilmente tienen para llevar comida a casa? Primero el maestro es quién debe de tener una sana administración financiera para poder hablar de ese tema. Si no lo tiene (que es la gran mayoría desgraciadamente) no tiene poder moral, ni autoridad, ni siquiera experiencia en cómo hacerlo o enseñarlo. Solo repetiría algo que entraría por un oído y saldría por otro, aquí primero que nada se tendría que capacitar a los docentes y sanar sus finanzas personales, muchos (la mayoría) viven al día de pago, ¿cómo pues piensan administrarse y sobretodo enseñar a un grupo de ojitos y corazones que les miran? No, así no pueden... ni deben.

 

              Por otro lado, nos encontramos con los padres que difícilmente tienen para llevar comida a casa, pero que salen a pasear, piden créditos en Elektra o Coppel o el banco, tienen deudas enormes, hacen tandas para salir del paso, buscan dos o tres trabajos para sacar más dinero y descuidan el hogar (ahí aunque haya más dinero caemos en costo-beneficio, más dinero por el costo del descuido familiar y decadencia en los valores morales y sanidad emocional y mental del infante), muchos de ellos traen ropa y zapatos que cambian cada mes (comprar nuevos a crédito)o maquillajes y hasta uñas las mamás... no me refiero a que esto sea malo, no lo es, es un derecho necesario en la vida. Sin embargo la falta de buena administración es la que no los deja salir de eso. Ellos al recibir su dinero lo convierten en pasivos en vez de convertirlo en activos, tan sencillo como un pasivo me retira dinero y activo me devuelve o da dinero. Ellos seguirán en el mismo círculo vicioso hasta que no DECIDAN cambiar su situación. Lo malo de estos casos es que ellos en su mayoría piensan que lo que necesitan es más dinero y viven persiguiendo el dinero. Triste. Sin darse cuenta que adquiriendo inteligencia financiera NO IMPORTA CUÁNTO SE GANE, se puede formar una riqueza poco a poco. 

 

               Pero mientras no haya una decisión de los padres por cambiar su situación y otra de los maestros por aprender y también cambiar su realidad, aunque lo implementen en las escuelas NO tendrá efecto. 

 

                  Siempre me gusta poner ejemplos propios porque habla la experiencia. Yo no tenía ni para comer cuando recién llegué a China. Llegué caminando por el puente de Shenzhen y con $400.00 pesos mexicanos SOLAMENTE, una maleta y una hija de mi mano. Y súmele que NO sabía el idioma. Si. Pero tenía un sueño y un deseo. Me enrolé en la universidad y di mi palabra (algo de lo más valioso que tengo, mi honor) de que les pagaría tan pronto como consiguiera trabajo, que hicieran una excepción y no me cobraran de YA sino que me esperaran. Allá en China uno paga TODOS LOS SERVICIOS anualmente, colegiaturas se pagan anual, violín, piano, inglés, universidad, etc, todo es anualmente. No tenía en ese momento los miles de dólares necesarios para pagar. Después conseguí un trabajo como maestra de inglés, en donde me "hacían menos" por verme China.

 

              Yo aún no entendía el elitismo y racismo que vive la sociedad y creía que allá contrataban por talento y capacidad o habilidad. Me pagaban menos que a otros extranjeros porque los papás dudaban de que no fuera China. Trabajé demasiado. Iba a clases toda la mañana y trabajaba toda la tarde. Así durante dos meses cuando un día hicieron llorar a mi hija. Y renuncié "pero tú eres madre soltera y pobre y necesitas el dinero" me gritaron, "¡no te puedes ir!", "no señora, yo trabajo por amor y pasión, el dinero no me mueve a mi." No entendieron mi idea puesto que ellos también, como los ejemplos que describí arriba, vivían así.

 

         Busqué otros trabajos pero a la par me suprimía de cosas para poder primero que nada honrar mi palabra y pagar mi deuda. Al cabo de seis meses pagué en su totalidad mi deuda. También estaba pagando la escuela de mi hija. Me instruí financieramente y cambié mi realidad. Al cabo de seis meses y al cambiar yo mi pensamiento y mis actos, comencé a ver cómo hubo un flujo de efectivo más allá de lo que necesitaba. Poco a poco conocí más la cultura y aprendí el idioma. Gané una beca para el doctorado y ya no tuve que pagar nada de mis estudios de Chino ni del doctorado (en economía para variar jeje), el gobierno al contrario, me pagaba por estudiar.

 

             Después administré mis tiempos y toda mi vida y ahora trabajaba SOLO los viernes 2 horas, sábado todo el día y domingos en la mañana. Tenía toda la semana para estudiar y para mi hija y mejorar nuestra relación de familia. En el área financiera tan solo trabajando los fines tenía cinco fuentes diferentes de ingreso y llegué a tener mucho más de lo necesario para vivir. Mi hija y yo comenzamos a viajar por Asia, ir a parques de diversiones, vivir en nuestro departamento el cual amueblamos a nuestro gusto, ella obtuvo beca completa en la mejor escuela de la región, le pagué sus clases de violín por adelantado todo el año, salíamos a donde quisiéramos y vivíamos lo que quisiéramos. Jamás volví a preocuparme del dinero, incluso mandé a mis padres de luna de miel a otro país y enviaba regalos a mi familia en México.

 

              ¿Cómo? ¡Si al principio no tenía NI PARA COMER! Literal yo me quitaba el arroz para dárselo a mi hija. Pero TOMÉ UNA DECISIÓN y la seguí. Aprendí, leí muchísimo, lo puse en práctica y me instruí. Cambié mi realidad. Ahora es lo mismo. Mi hija y yo sabemos muy bien cómo administrarnos, mi hija sabe hacer movimientos bancarios incluso a tan corta edad, hace depósitos en efectivo ella sola y también ya sabe hacer retiros, tiene un cochino al cual alimenta y hasta ella solita invierte en metales preciosos (una onza plata libertad cuesta menos de $500 pesos, un poco menos que un manicure con gelish y piedras). Sí, mi hija se ha convertido a su corta edad en una inversionista. ¿Se puede? Sí, si se puede. Pero mientras no haya una decisión jamás funcionará. 

 

                 Aparte, ahorrar no sirve de mucho si solo dejamos el dinero en el banco, la clase debería incluir opciones para qué hacer con la pequeña riqueza que vamos acumulando al mismo tiempo que salimos de deudas. Porque de nada sirve ahorrar $5,000 pesos si al final del año van a salir a gastarlo en una TV (convertirlo en basura para ellos y riqueza para quienes le compran), lo ideal sería enseñarles a ahorrar y que esos $5,000 fueran utilizados en algo que a la larga les trajera más.

 

                Hacer que el dinero se mueva y crezca y trabaje para nosotros en vez de nosotros trabajar por el dinero. Pero eso no pueden enseñarlo porque viene en un papel, sino solo aquellos que lo siguen y lo viven. Mi hija vende lo que ya no le sirve y ahorra todo ese dinero (poquito para nosotros de adultos, suficiente par ella de niña) y lo re invierte. Si, si es posible. Como lo escribí antes, NO importan las circunstancias que se vivan, si se tiene decisión, compromiso y deseo por cambiar y aprender, pueden hacerlo. Pero esos papás de alumnos con penurias ¿invertirían noches sin descanso por aprender? ¿Leerían libros completos y no uno sino muchos? ¿Dejarían de comprar "juguetes" nuevos para invertirlo? ¿Se comprometerían a ser "accountables"? ¿O solo quieren encontrar un trabajo que les de más dinero? ¿Invertirían tiempo, esfuerzo e incluso dinero en aprender a cambiar su realidad? ¿Invertirían tiempo y esfuerzo en aprender inteligencia emocional, suprimir deseos en el hoy para recibir beneficios en el futuro? Al mismo tiempo que mantienen sus empleos actuales...

 

               Aquí y en China y cualquier parte del mundo, la gente prefiere evitar contestar si a estas preguntas. Quienes lo hacen son quienes pueden cambiar su situación financiera. Y parafraseo lo que usted dijo, "en papel parece muy bueno" a lo que agrego: pero si no tomaron en cuenta todos estos otros puntos, no servirá de nada.

 

                  Lo dice la experiencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Our Recent Posts

Please reload

Archive

Please reload

Tags