Por un mundo libre de etiquetas

March 27, 2019

 

Para mí no existen fronteras.

Para mí no existen barreras.

No me importa si eres de Asia, 

Europa, América o África.

Me es indiferente si tienes sangre europea, indígena o árabe,

o si vienes de la Antártida.

Si eres alto, bajo 

o si mides menos del promedio

o te vemos hacia arriba cuando hablamos. 

No me importa si eres negro, 

blanco, rosa, amarillo, café, cobre o arcoiris. 

No me importa qué idioma hables 

o si hables otro muy, muy poco

pues apenas lo aprendes para comunicarte, 

ya que las palabras a veces sobran para expresarse.

No me importa  si usas piercings o si llevas algún tatuaje.

No me importa si te gustan los hombres, mujeres o ambos.

No me importa si naciste hombre en el cuerpo de una mujer

o si naciste mujer en el cuerpo de un hombre. 

No me importa la música que te guste, 

ni como decidas vestirte.

No me importa a qué partido

decidas irle ni a que equipo de deportes apoyes.

No me importa si eres rico o eres pobre.

No me importa si crees en un Dios, en muchos o no crees en nadie.

Si tienes religión o tan solo expresas tu amor.

No me importa si comes carne o no comes nada derivado de los animales.

No me importa si estás casado o te divorciaste,

o si tuviste hijos fuera de un matrimonio o si no quieres casarte;

si no quieres tener hijos o si quieres adoptar.

Tampoco me importa si tienes alguna discapacidad, deficiencia o enfermedad.

No me importa si eres feo o agraciado 

de acuerdo a lo que marca esta sociedad. 

No me importa si vives con tu pareja y no hay un papel que los una

o si se casaron con grande fiesta.

No me importa que creas en ciencia

o que creas en otras ideas.

No me importa que hayas ido a la cárcel o que hayas estado detenido por un crimen que hayas o no cometido.

No me importa tu pasado,

o si fuiste o no escolarizado

o si vienes de una familia con alta o baja reputación 

o si hiciste algo que te avergüenza o te causa emoción.

No me importa si trabajas 

en puestos altos o bajos

o si eres muy soez cuando hablas 

o muy dulce al expresarte.

No me importa que tengas muchas cosas materiales

o que tengas solo algunas que atesoras.

No me importa cómo vivas.

No me importa lo que creas.

No me importa lo que seas.

 

Para mí las etiquetas

no tienen significado.

Y por ello no voy a juzgarte.

Para mí tú y yo somos humanos

y como tal si veo que caes

correré para ayudarte.

No me importa nada más

y me encantará escucharte. 

Sé que aprenderé de ti

algo que quizás no conocí. 

Porque aunque eres igual que yo

puesto que todos somos humanos,

somos tan diferentes en gustos 

y eso hace la belleza de este mundo.

Una sonrisa que me des

será mi mayor regalo.

Todas tus ideas respetaré 

y espero que tú a mi también.

Con amor tan solo te veré 

porque eso, es lo que hará que olvidemos

las etiquetas que nos han y hemos puesto.

 

¡Por un mundo libre de etiquetas!

 

Please reload

Our Recent Posts

Please reload

Archive

Please reload

Tags