Our Recent Posts

Archive

Tags

No tags yet.

Casarme ¿yo?

Creo que mucha gente debería comprender que si NO existe AMOR, no deberían casarse. A veces la gente se casa para no estar solos, porque salieron embarazados, porque se les "va el tren", porque es lo que todos hacen, porque "es buen partido", porque "ayuda a mejorar la raza"... Entre muchas otras cosas.


Creo que es menester enseñar a nuestros hijos a que el amor SI existe, a que si uno se casa es con esa alegría de esperar por ese día con ansias, de ver al otro/a y sentir que los sueños si se hacen realidad, sentirse bendecido con su sola presencia, casarse con alguien que le comprenda, que le ame, que le ha visto en la adversidad y en la alegría, que le ha visto en "fachas" y enfermo/a y aún así le ama.


Casarse va más allá de compartir el cuerpo y la cama, se comparte el alma y la vida.


He visto tantos matrimonios infelices y lo único que pienso es ¿por qué? Como dijo "El Divo" ¿pero, qué necesidad?... Es que a ¿quién le enseñaron a amar? La mayoría vagamos sin saber siquiera lo que esa maravillosa palabra expresa.


Muchos tan solo tenemos el ejemplo de lo que fue un matrimonio por todas las razones menos, menos, menos el amor... Y pienso en los hijos, pequeños, maravillosos, inocentes que vienen al mundo y cargan querellas de adultos, cargan ironías de pasados que no les corresponden, cargan tanto que fue depositado en ellos en el momento de ser concebidos... ¿Para qué? ¿Por qué? Y duele.


¿Pero es qué no entra la más mínima pizca de sentido común en esta ecuación? Es un resultado de la sociedad, de los males que le aquejan desde hace años. Pero ¿y el amor dónde queda? Duele.


Duele ver cómo gente que juró amor eterno frente a un par de ojos, anden buscando miradas nuevas. Duele ver a los hijos que lloran y cambian de carácter de una hora a otra porque sienten que ya no... Y se culpan ellos, y lloran. Y ellos no tienen la culpa de las discordias de su parentela.


Si se nos enseñará a amar en vez de programarnos a divorciarnos. Tan insensible se ha vuelto la sociedad, donde lo que resulta difícil de arreglar es mejor hacer como que no pasa o "de plano", acabar con ello en un juzgado. Duele. Duele. Duele. ¿Lo amas? ¿La amas? ¿Qué nos hace pensar eso? El corazón juega guarradas pero la razón nos saca de líos más grandes cuando la invitamos a la práctica.


¿Por qué carajos la gente se casa sin amor? ¡Se evitaría tanto sufrimiento! ¡Tantas guerras y discordias, tantos males y sueños rotos!


¡Amor carajo, amor! Que si no me encuentras nunca, juro que no me caso, si no te miro con admiración y pronuncia mi mente las palabras "a este hombre le amo" yo juro que no me caso. Porque para dañar más al mundo por hacer cosas sin pensar mejor no. Pero si es por amor, te juro que te digo que si. Pero amor. Porque me amarás con mis manías y mis malestares, con mis locuras y sueños que parecen irreales, con todo eso que no se vive ni dice pero que se encierra en una mirada y un latir, y si no lo descifras no, no serás tú quien me tenga.


Porque si no existe amor, NO deberían casarse. Y el amor también es pensante, se razona, se cuestiona y se pone a prueba. Si no existe amor no te cases, jamás bajes tu "measure stick" (barra de medición) por razones nimias, jamás, porque si así lo haces... No te casas por amor sino por miedo. Y del miedo jamás he visto salir alegría infinita.



#matrimonio #pareja

©2021 All rights reserved/Todos los derechos reservados.

  • LinkedIn